miércoles, 12 de marzo de 2014

Talleres de Habilidades Sociales para la Búsqueda Activa de Empleo (10.La Marca Personal)

  10. La Marca Personal

La marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, hay que diseñar, crear, elaborar, difundir, transmitir y proteger, con el objetivo de diferenciarse de los demás, de manera creativa y asertiva, poniendo en valor nuestras potencialidades y posibilidades, para conseguir un mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. Puede ser muy útil como técnica para la búsqueda de empleo. 

Realmente todos y todas tenemos nuestra manera de ser, de vivir, de sentir, de relacionarnos con el mundo. Se trata por tanto, de aplicar a nuestra personalidad, de manera consciente, este enfoque, para hacernos visibles y atractivos. Con este concepto de marca personal, nos miramos como seres únicos, mejorando nuestra empleabilidad.
Como los activos inmateriales de las organizaciones y de las marcas comerciales, la marca personal es un activo inmaterial que incluye, pero no se limita, a la apariencia externa, y recuerda que las primeras impresiones permanecen. Igual que en las marcas comerciales, la marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.
En todo caso conviene señalar que la marca personal tiene que cuidarse en todas sus variables, pues igual que puede generar oportunidades, las puede limitar, por ello la difusión de la marca personal tiene que estar bajo nuestro control.
En momentos como el presente, el acceso al mercados de trabajo es complicada por la escasez de empleo. Esta falta de equilibrio obliga a competir por los pocos empleos que se generan, también a encontrar clientes en el caso de generar iniciativas de autoempleo, empresas o cooperativas.  Este es el contexto donde la imaginación se hace necesaria para diferenciarnos de otras personas con similar formación y experiencia, o de otros productos o servicios con los que competimos.
La marca personal bien construido ayuda a mostrarnos como seres únicos. En el comercio las marcas blancas unifican los méritos de los productos y los hace homogéneos, de modo que los fabricantes tienden a promocionar los productos de marca; los profesionales que quieran diferenciarse para aumentar el valor de su trabajo o contribución profesional, deben construir, promocionar, comunicar y proteger su marca personal.

Historia del concepto de marca personal

El concepto de marca personal surge en la literatura empresarial de los Estados Unidos. Se cita el artículo de Tom Peters de 1997, "The Brand Called You", como uno de los precursores.  También es relevante los trabajos de Dan Schawbel Me 2.0: Build a Powerful Brand to Achieve Career Success, que además de hacer un recorrido por el concepto de marca personal desarrolla consejos sobre cómo mejorar la presencia de esta a través de las herramientas 2.0.

La marca personal en el mundo 2.0

En la actualidad la Web 2.0 se ha convertido en una herramienta clave para el desarrollo de una marca personal.
Esto es una realidad fácil de comprobar, en España el 51% de las personas ya usa la web 2.0 para encontrar trabajo, el 31% tiene un perfil en alguna red profesional, y el 10% ha encontrado trabajo gracias a la sus contactos en la red. Por otra parte, en EEUU, las empresas han utilizado en sus procesos de reclutamiento en el 2011 la mayoría LinkedIn (87%), seguido por Facebook (55%) y Twitter (47%).
Como dice Enrique Dans:
“Algunos todavía piensan que el Currículum Vitae (CV) es algo que se escribe, se imprime y se manda por carta. NO, tu CV está en la red y quien quiera contratarte o quien quiera pensar en ti para una oportunidad profesional de algún tipo se va a meter en la red y mirar qué has hecho, sobre qué has escrito, dónde está esa marca en la red. Ésta es la inversión que realmente vale la pena hacer”
Por su parte otros autores, señala que la marca personal en el entorno actual se compone de tres claves: 

-Quien soy: cómo es mi relación con otras personas y a dónde se quiere llegar
      -Qué digo: qué mensaje transmito, cómo lo hacemos y si logramos el objetivo.
      -Qué doy: qué canales utilizo para hacer llegar ese mensaje.


Las TIC son la estructura que soportan la creación y difusión de la marca personal, así nuestro blog o nuestra web profesional, transmite idea de nuestras capacidades, habilidades y competencias. Nuestros perfiles en las redes sociales, proyectan nuestra imagen personal, cómo somos, nuestros gustos y aficiones, nuestras relaciones, etc: Da a conocer mucha información personal y de manera indirecta de nuestro entorno más cercano, familia, amigos, compañeros, etc. 

Cuando utilizamos una herramienta de edición de vídeo para crear nuestro video-currículo, mostramos nuestra imaginación, dominio de las TIC, capacidad de comunicación, de "transmitir". Estos recursos pueden sincronizarse configurando una imagen integral de nuestra persona y, de esta manera, "entrar por los ojos", a las personas o empresas que necesitan contratar. También para vender el producto de nuestra iniciativa empresarial o de autoempleo.
Para finalizar insistir que la marca personal no permite errores, cuida hasta el último detalle cualquier presencia en la red, pues lo que queda en positivo, también lo hace en negativo.

Adjuntamos un ejemplo para construir la marca personal:




Adapta a tus características
Pincha y amplia


Publicar un comentario