sábado, 31 de octubre de 2015

Talleres de Coeducación y corresponsabilidad. Momento de Sensibilización. Taller 3 ¿Qué se espera de un hombre y de una mujer?


Momento de Sensibilización
Taller 3. ¿Qué se espera de un hombre y de una mujer?

Descripción del taller:

1. introducción
Desde que nacemos nuestra sociedad nos diseñan unas determinadas rutas de vida. Estas rutas tienen un trazado u otro en relación directa a nuestro lugar de nacimiento, a nuestra familia, o de los recursos que disponemos.
La ruta también se modifica en función de nuestro sexo, pues para el entorno social no es lo mismo nacer mujer que hombre, o viceversa. La familia, la escuela y la cultura, genera unas determinadas expectativas en función de nacer hombre o mujer. Las expectativas construyen género. A partir de este momento unas y otras son invitados a transitar por diferentes raíles con distintas características: diferentes trayectos, distintas estaciones y desiguales rutas. No es fácil salirse de los itinerarios asignados en función de nuestro género. A unos y a otras se nos orienta de manera diferente sobre los puntos de partida y de llegada y diferentes destinos. También en las velocidades.
2. objetivos generales y contenidos

×   Romper con los estereotipos de género.
×   Hacer que el alumnado interiorice los conceptos de igualdad real, de equidad,
×   Superar límites cognitivos impuestos por construcciones sociales no racionales.
3. metodología
×   Trabajo en grupo:
×   Trabajo individual.
×   Intercambio de ideas en gran grupo.
4. materiales y recursos
Pizarra.
5. temporalización
1 sesión de 50 minutos.
6. desarrollo de la actividad

El educador o educadora introduce al alumnado en el tema a tratar en el taller, motivando a la participación.
 Se dialogará sobre las profesiones determinadas por el sexo y la discriminación por razón de género para ejercer determinadas profesiones.
La sesión se inicia dedicando 10 minutos a preguntar al alumnado sobre las profesiones de sus padres y madres:
¿Qué profesión tiene vuestra madre?
¿Qué profesión tiene vuestro padre?

Se irán anotando las profesiones en la pizarra. Las de los padres se pondrán en una columna, la de las madres en otras.
Posteriormente se dedican otros 10 minutos a preguntar al alumnado de entre las profesiones señaladas:
¿Qué profesiones os gustan más?
¿Cuáles las pueden realizar igual hombres o  mujeres?
¿Por qué?

En función de las características de las profesiones de padres y madres del grupo, la educadora o el educador, podrá tener preparada un listado de profesiones alternativo sobre el que se trabajara. Esta previsión tiene como objeto no reproducir en la reflexión los estereotipos de género. Este grupo de profesiones podrían ser:
Periodista, policía, artista, comerciante, bombero/a, médica/o, pintor/a, profesor/a, cocinera/o, modisto/a, futbolista, taxista, directora/or, juez/a, astronatua, piloto/a, maquinista, barrendero/a, electricista, albañil/la, fontanera/o.
...
Más tarde dedicaremos una pequeña reunión de grupo improvisada en el mismo lugar que se encuentran sentados para que durante 20 minutos, el alumnado responda a las siguientes preguntas:
¿Cuáles son  las profesiones son desempeñadas y consideradas como propias de mujeres?,
¿Cuáles son las profesiones desempeñadas y consideradas como propias de hombres?
¿Qué profesiones son realizadas indistintamente?
Finalmente dedicaremos 20 minutos a debatir con todo el grupo-clase el por qué de la asignación de distintas expectativas a hombres y mujeres para su futuro desarrollo personal y profesional. Señalando la necesidad de romper barreras y desmontar límites, superar la heteronomía social, para transitar a la autodeterminación como individuos, para orientar nuestra actividad profesional hacia lo que verdaderamente nos gusta e interesa, superando límites irracionales asignados desde nuestro nacimiento por el patriarcado.



Publicar un comentario